El zapato empieza en el calcetín

El título lo dice todo. Esta premisa la deberíamos tener en cuenta siempre al vestirnos, tanto hombre como mujeres. Ha sido una de las cosas más obvias que he aprendido en mis clases de protocolo, pero que sin embargo se nos olvida muchas veces. Y es que, ciertamente, en moda no todo vale:



Para la mayoría de los hombres es muy difícil conseguir combinaciones perfectas en toda su vestimenta, y más aún cuando se trata del binomio calcetín-zapato. Pueden ocurrir dos cosas: que no conozcan la importancia del calcetín en el outfit final, o que no sepan como integrar este complemento en su look. Normalmente ellos intentan vestir calcetines del mismo o de un color similar al de los zapatos, y no van del todo desencaminados. Y es que los siguientes mixs son tan atrevidos que se necesita mucho estilo y saber estar para poder llevarlos:


La otra opción para ellos es andar sin calcetines. Queda muy cool y desenfadado, aunque es una tendencia sólo de primavera-verano, con shorts o con pata larga. Eso sí, si optas por no usar calcetín, hazlo saber: si llevas pantalones largos, remángalos un poco:


Para las mujeres, el calcetín y las medias de tamaño medio (vaya trabalenguas) se han convertido en un arma muy poderosa en otoño-invierno para lograr distintos outfits, y también para aprovechar zapatos inicialmente de verano para estas estaciones más frías. El principal problema en este caso es conseguir que el uso del calcetín con las sandalias de tacón no quede basto:


En mi caso personal, me gusta más el uso de calcetines altos con botas de media altura e incluso con aquellas que quedan un poco más subidas, con las que se ven menos estos complementos tan versátiles:


¿Y tú cómo te los pondrías?

Léeme también en galdaraldia.es

Enjoy it!

Followme&Shareit!

Thanks!