16 formas de llevar el pañuelo al cuello

Dentro de poco mis compañeras y yo tendremos que ponernos pañuelo corto al cuello como parte de nuestro uniforme. La siguiente pregunta era natural: ¿Cómo lo llevamos puesto? Todas nos quedamos a cuadros, ninguna sabía cómo anudarlo de manera elegante. Yo nunca he usado pañuelos de los cortos, sólo de los largos o bufandas en invierno para el frío, pero quien tiene idea de este complemento sabe muy bien que no se utilizan de la misma forma.


De ahí que me pusiera investigar y encontrara estas fotos en la red, en distintas páginas, aunque he de decir que no hay mucha variedad y que casi todos los blogs que visité tienen estas mismas que yo voy a poner:

Esta forma de anudar el pañuelo al cuello simulando una corbata me parece muy cómoda y a la vez, te proporciona esbeltez ya que está de forma vertical con respecto al cuerpo.

De esta manera nos aseguramos de que no se nos desate el pañuelo, pero a algunas les puede dar mucho calor.

Esta manera es tan segura como la anterior, pero quizás da más libertad en movimiento.

Este nudo, a pesar de estar expuesto para un pañuelo más largo, creo que se podría intentar con uno de los cortos y que también quedaría bien.

Otra de las formas de atar el pañuelo que más calor nos puede dar, algo negativo en verano pero que en invierno nos puede venir bien.

Esta forma es muy elegante y una de mis preferidas, pero por la terminación del nudo se puede intuir que es fácil de desatarse por sí solo. Está muy indicado para aquellas en las que el pecho no sea el punto más predominante en su figura.

Una manera muy aconsejable es esta, que se parece muy a la tercera que hemos visto, con la diferencia que esta no es haciendo dobleces sino quedando al frente un "nudo de corbata" de caballero.

Una de las maneras más fáciles sería unir los extremos del pañuelo con este tipo de broches, aunque si no sujeta bien y se va resbalando nos puede dar la lata durante toda la jornada. Este estilo es muy aconsejable para las que tengan bastante pecho.

Otra de mis formas favoritas: simular una corbata sin dejar huella del nudo típico de una corbata de caballero. También indicada para las que tengan pecho prominente.

Este nudo es muy fácil de hacer, aunque no sé si el más bonito. Para mi gusto los hay más elegantes.

Este estilo aporta una visión desenfadada y no sé si sería el adecuado en el caso que me ocupa actualmente. Además, el pico se terminaría por salir por la espalda y corremos el riesgo de parecer una boy scout.

Otra de las formas más fáciles, y a la que terminaremos por recurrir en momentos de excesiva carga de trabajo, por su comodidad y rapidez en hacerlo. Hay que cuidar que quede bien hecho, sino parecerá que fue la primera manera que se nos ocurrió.

Esta sería mi manera de llevarlo sin dudar (espero tener tiempo de hacerlo así), pues creo que es la forma más original y a la vez más cómoda. Favorece tanto a las que tenemos poco pecho como a las que más tienen. También nos aporta libertad de movimiento y es muy extraño que se desate con facilidad.

Este nudo también me parece muy original para llevar un pañuelo corto, pero creo que por su acabado es más fácil que se desate con el movimiento continuo que tenemos en el trabajo.

Con este ocurre lo mismo que con otros, que si no colocamos bien el pañuelo al terminar de hacer el nudo, parecerá que lo hicimos deprisa y sin pensar mucho cómo dejarlo bonito. 

Este último estilo no es de mis preferidos, aunque he de reconocer que también es muy original, a la vez que de los más difíciles o trabajosos de hacer.


¿Qué les ha parecido?

¿Cuál se atreverían a llevar?

¿Tienen que usar este tipo de complemento en su trabajo?