Punto conflictivo II: Trasero

Otro de los puntos que causan más quebraderos de cabeza a las mujeres es su trasero, que normalmente viene acompañado de caderas prominentes. Puede ser que aunque tus caderas no sean excesivamente anchas, sea lo que predomine en tu cuerpo con respecto a tus hombros, tu cintura o tu pecho. En este caso también debes seguir estos consejos sobre las prendas que mejor te sientan y cuáles no te hacen ningún favor.

No me canso de decirlo: con esto no perseguimos la perfección, buscamos equilibrar nuestra figura y potenciar nuestras mejores armas.


TRASERO

NO te convienen estas prendas:

Tanto las rayas horizontales como las tablas añaden volumen a tus caderas y a tu trasero, por lo que son malas aliadas.

La última falda podría funcionar si la diferencia entre tus caderas y tus hombros no es muy grande, porque tiene el color oscuro en la parte de la cintura y el claro debajo. Aún así, hay que tener especial cuidado con las líneas horizontales.


Estas prendas  te favorecen:

Todas las faldas marcan cintura, por lo que las caderas quedarán minimizadas. El volumen de todas ellas apartan la atención del trasero porque no lo ciñe sino todo lo contrario.

Los tops que acompañan a los looks marcan hombros, centrando la atención en esta parte. Además, son estampados, mientras que las faldas son de colores lisos.

Con todo esto, conseguimos el efecto deseado: equilibrar nuestro cuerpo.


Esto son pequeñas pinceladas para las que prefieren no darle importancia a sus caderas y trasero y prefieren destacar otras partes de su cuerpo. Por supuesto, cada cuerpo es único, y para conocer qué te favorece exclusivamente a ti sólo tienes que ponerte en contacto conmigo para conocer más trucos de Personal Shopper y Asesoría de Imagen y así maximizar la imagen que transmites.

Espero que te hayan servido de mucha ayuda estas ideas.
¡Te espero en el próximo post con más tips!
Un abrazo,