Working Girl III

Volvemos con un tipo de entradas que les ha gustado mucho en 2014, mis queridas fashionistas: looks para esas mujeres incansables, trabajadoras, madres (y a veces padres a la vez), hermanas, hijas, tías, luchadoras, y sobre todo con estilo.


En esta nueva entrega de outfits para ir al trabajo, principalmente para aquellas que no tienen un uniforme predefinido, he querido poner un denominador común: el color del 2015, Marsala, o como es más conocido, morado o burgundy.

Este color de la gama fría, más indicado para las frías invierno, es combinable con el verde caqui o verde militar, si bien este color debe utilizarse con precaución y lejos del rostro, pues no pertenece a la misma gama de colores.


Poniendo como elemento central una falda midi en color morado, tenemos dos posibles looks, con diferentes estilos: uno más lady, con botas tobilleras, de cordones y tacón y una chaqueta estilo militar en el mismo color Marsala; otro más casual, con botas de agua en este color morado y chaleco de pelos en negro que resalta por encima del verde militar del jersey.

En este caso, fijaremos un pantalón o jeans en color burgundy, y jugaremos con el negro y el rosado para completar el look. En estas combinaciones no hay que prestar especial atención a ningún componente, pues todos los colores pertenecen a la misma gama. Pondremos más comodidad con unas bailarinas mientras que estaremos más elegantes añadiendo un pequeño tacón.


¿Cuál es tu preferido?

¿Eres más de faldas o más de pantalón para ir al trabajo?


Besos,