Invitadas perfectas de invierno: vestidos

Cuando pensamos en ir a una fiesta, automáticamente pensamos en un vestido. Es cómodo, la prenda femenina por excelencia y además iremos siempre de 10 si seguimos unos sencillos consejos.


Un vestido corto es una buena opción cuando la quedada o el evento no es tan formal o cuando se trata de una auténtica fiesta de noche. Es muy sexy y más lo será si se ajusta a tu morfología: para chicas con un poco de cadera, podemos equilibrar con mangas anchas estilo años 80, mientras que si eres de morfología triángulo o rectángulo, los fruncidos a la altura de las caderas y cinturas te vendrán genial.



Vestidos más largos o a media altura, te darán un punto extra de elegancia, a la vez que estarás ideal para cualquier celebración. Como podemos observar, las décadas pasadas se apoderan de la moda, reinventando el estilo años 60 y 80. Las tablas, el corte evasé y los encajes reinarán en las fiestas esta temporada. 

¿Ya tienes tu look para estas fiestas?

¿Prefieres vestido o falda?


Besos,