Cómo adaptar las tendencias 2016 a tu armario Parte I

Cada año vemos en las redes y en miles de webs las tendencias de la temporada, algunas nos gustarán, otras no. De algunas piensas "ni loca me pongo yo eso" (aunque luego sucumbas...) y con respecto a otras te preguntas "¿cómo lo combino?". 



Calma pueblo. No es necesario que eches abajo tu armario, ni que salgas a comprar todo el lookbook de tu firma de ropa favorita. Sólo has de guiarte de los siguientes consejos para adaptar las tendencias de este año a tu esencia personal:

  • OFFSHOULDER
Me resulta muy difícil hablar de esta tendencia, pues no me gusta nada... Muchas la ven como romántica, sexy... Yo no me siento en absoluto identificada con ella, pero como sé que muchas de ustedes sí, les doy algunos consejos.

Esta tendencia es recomendable para todas las morfologías, excepto la triángulo invertida, ya que se le marcaría más esta zona, y lo que buscamos es todo lo contrario para ese tipo de cuerpo. Los vuelos te sentarán genial si tienes poco pecho, y para las más atrevidas reservamos los croptops, por lo que ya estarías usando dos musthave a la vez. Si quieres llevar esta tendencia con más sutileza busca una blusa con algo de caída con la que sólo dejes un hombro al descubierto. Además, no solo tiene porqué ser el hombro totalmente al descubierto, los tirantes extrafinos te ayudarán a mostrar tus hombros de igual manera si así te sientes más cómoda.


  • BOOTCOUT (Pantalón campana)
En cuanto a los pantalones, la moda no sabe de términos medios, pasamos de los skynnis en los bajos a las campanas y patas de elefantes en menos de lo que canta un gallo. Es lo que tiene traer las tendencias de los 80 hasta aquí.

Si eres de caderas anchas, estás de suerte, es un bajo que nos ayuda a equilibrar a las morfologías triángulo y oval. Si eres de piernas sin fin, te sentarán bien aquellos pantalones bootcout que dejen ver tus zapatos, mientras que si lo que quieres es ganar altura, haz que los tapen por completo.


  • CROPTOP
Esta es una de esas modas a las que muchas le hacemos ascos, y luego nos las ingeniamos para tener una de pieza en el armario. La primera impresión que dan los croptops es que si no tienes una tableta de chocolate por abdominales, no puedes llevarlos, y nada más lejos de la realidad. El truco está en saber qué te favorece

El uso de esta tendencia no está reñida a la talla, como prácticamente todas. Puedes tener una plus size y saber lucirla mejor que una chica con la talla 36. La clave está en llevar pantalones de talle alto, casi que llegue a rozar con el bajo del crop. También puedes sentirte incómoda enseñando la tripa por muy plana que la tengas, y lo que puedes hacer es que ambas prendas, superior e inferior, se toquen. Una forma de llevar el croptop con mucho estilo es la que nos propone Chanel, junto con un jumpsuit, por lo que tampoco dejas al descubierto nada de piel. Si el mono es denim, se verán las aberturas laterales nada más, una forma más sutil de enseñar algo de piel.


Y hasta aquí la primera entrega de cómo integrar las tendencias de este año a tu personalidad. Y recuerden: no es una obligación tener todo esto en el armario, sólo si te sientes cómoda con estas tendencias podrás lucirlas estupendamente, yo sólo te ayudo con el cómo.

Espero que les haya sido útil y si tienen dudas o sugerencias, contacten en el mail: meryshopping@hotmail.es


Besos, 













http://www.meryshopping.es/p/asesoria-integral-de-imagen.html