Opinión sobre: Abéñula blanca

Hace unos meses, empecé con molestias en los ojos al usar las lentillas de contacto que siempre había utilizado. Verdaderamente no las utilizo mucho, para trabajar siempre voy con gafas, muchas veces para salir a dar un paseo o a comprar también, aunque me gusta usar las lentillas para ir a la playa o para salir de noche. Pero cada vez que me las ponía aguantaba menos tiempo con ellas puestas sin que me hicieran daño, me lloraban los ojos, me picaban... Un horror aguantarlas, vamos. Pero un buen día, hablando con una de mis más fieles seguidoras desde un principio, mi tita Yolanda, me recomendó este producto, que paso a describirles:

Es un producto con muchas décadas de experiencia, de la casa Nicolich (1932), que si bien en sus inicios se utilizaba por las mujeres principalmente para maquillarse, en la actualidad tiene otras aplicaciones y beneficios para la salud y cuidados de los ojos y pestañas:
  • Aporta lubricación a los ojos
  • Evita la irritación de los ojos
  • Mitiga la fatiga visual
  • Favorece la secreción lagrimal
  • Estimula el crecimiento de las pestañas

En cuanto a la parte más estética, también podemos enumerar unas cuantas ventajas:
  • Desmaquillante (el de color blanco)
  • Resalta la expresión de los ojos
  • Aporta mucho brillo a las pestañas

Como bien saben, soy de las que cuido mucho mi rutina de desmaquillaje, por la noche no me puedo dormir sin antes haberme desmaquillado completamente y aplicado mis productos de hidratación y cuidados nocturnos. Ahora, he añadido este producto a mi rutina nocturna, y ¿cuál ha sido mi sorpresa? Cuando por la noche creía que ya no quedaban restos de máscara de pestañas y de perfilador negro (los uso a diario), después de aplicar la Abéñula blanca, al día siguiente amanecía con el párpado inferior sombreado de negro de restos de estos productos de belleza... 

Por un lado, me ha hecho preguntarme por la eficacia del desmaquillante y del tónico que uso...ejem...ejem... y por otro lado me ha hecho comprobar la efectividad de la Abéñula blanca como desmaquillante. Además, el brillo que aporta a las pestañas y cómo realza la mirada se aprecia fácilmente desde la primera aplicación. 

Pero sin duda, lo más importante es que ha ayudado a que no me sienta tan incómoda con las lentillas como antes, ya que lubrica el glóbulo ocular, no siento irritación y tampoco me siento la vista tan cansada.


Esta es la presentación de la Abéñula blanca que estoy utilizando. Se trata de un tubito de 2 gramos, el tamaño más pequeño, del que extraes un poquito apretando por la parte inferior, recogiéndolo con el palito de plástico que trae el mismo producto y aplicándolo con mucho cuidado, en mi caso, en el crecimiento de las pestañas. Y digo en mi caso, ya que en los vídeos de la propia página del fabricante de este artículo, lo aplican en las mismas pestañas, pero mi intención es que lubrique mis ojos desde la raíz que es donde tengo el problema. 

Pues como se ha podido extraer de toda esta parrafada que les he escrito en el post de hoy, estoy muy contenta con este producto casi milenario, me lo seguiré aplicando siempre que sienta que mi mirada y mi calidad visual lo necesitan. 100% recomendable como tratamiento estético, médico (para lo que es mejor que consulten a un especialista) y como desmaquillante.

¿Lo han usado alguna vez?

¿Han usado algún otro producto para el mismo problema en los ojos?

¡Espero tus comentarios!













http://www.meryshopping.es/p/asesoria-integral-de-imagen.html