Mi experiencia con Pilates

lunes, 13 de mayo de 2019

Este post no tiene nada que ver con la asesoría de imagen, pero sí está relacionado con el cuidado del cuerpo y la salud, otros de los pilares en los que me centro como Personal Shopper, ya que sin salud no podemos disfrutar de otras facetas de la vida, y mucho menos de tu imagen personal.

Esta entrada va dirigida para todas aquellas personas que quieran realizar algo de ejercicio para mantenerse activo, sin necesidad de estar cachas ni querer estarlo, y también para los que como a mí, nos cuenta salir a correr o hacerse unos largos en la piscina. 

Comencé con este método de entrenamiento hace unos años, cuando aún con un gran ritmo físico en el trabajo, me sentía "floja" y lo peor de todo, es que cada vez tenía más dolencias físicas: dolor de espalda, dolor de cintura, pesadez de piernas... Como he dicho anteriormente, me cuesta mucho salir a correr o caminar, ir en bicicleta o echarme unos largos en la piscina, unos de los deportes más recomendados para cualquier persona. Por eso, probé el Pilates y ahora no quiero otra cosa.

Para quien piense que este deporte es sólo estirar y conseguir más elasticidad....les invito a una clase!! Tienen que ver a los chicos de gym sin poder llegar a terminar los ejercicios mientras que las personas mayores lo hacen sin mayor complicación. ¿A qué se debe? A que no sólo son estiramientos, es uno de los deportes más completos que conozco, ya que implica:
  • Resistencia
  • Fuerza
  • Control
  • Equilibrio
  • Fortalecimiento
  • Elasticidad
  • Además, como su propia definición indica, también es un entrenamiento mental, no sólo físico.

Puedo tener un día horroroso, que cuando entro a la sala de Pilates se me quita todo. La concentración en mi respiración y en los movimientos de mi cuerpo hacen que me olvide del resto del mundo. Y esa sensación es genial.

Lo recomiendo tanto para mujeres como para hombres, ya que los beneficios que aporta el Pilates no entienden de sexo. Incluso ya hay clases específicas para mujeres embarazadas. Sea cual sea tu situación física, pregunta por los ejercicios que te vendrían bien según tu historial de lesiones o dolencias, ya que los ejercicios se pueden adaptar para que disfrutes de la sesión y no tengas ningún dolor añadido.
Particularmente a mí me gusta mucho el Pilates suelo, mientras que evito hacer ejercicios en las máquinas. En la primera variante, juegas con tu cuerpo, tu peso y tu estatura son las únicas variables que entran en la ecuación, es decir, trabajas contigo mismo. Con las máquinas, añades peso y resistencia de forma enérgica, por lo que la intensidad es más fuerte y la libertad de movimiento menor. Lo probé durante un tiempo, y como es más difícil controlar los movimientos, al final me iba a casa con dolor de cuello.


En el Pilates suelo solemos utilizar algún que otro elemento para variar los ejercicios, como la fitball, mancuernas de pocos kilos, las cintas elásticas o un simple palo de madera. Con estos artilugios buscamos añadir algo de complicación a la hora de buscar el equilibro, algo más de resistencia o más peso para trabajar más los músculos. Sin embargo, para mí es muy diferente a trabajar en las máquinas, en el suelo es más controlable y siento que mi cuerpo responde mejor a estos ejercicios que estando en las máquinas. 



También he realizado algunos ejercicios de Pilates en suspensión, y esta sensación es increíble. Al estar suspendida, el peso de tu cuerpo no lo soportas tú, por lo que la libertad de movimiento es infinita, y la sensación de descanso es total. 

Lo importante del método es llevarlo al día a día. Es decir, con los ejercicios que realizamos en clase corregimos posturas, practicamos la respiración profunda y la relajación, concentrándonos en nuestro cuerpo únicamente, y lo bueno de practicarlo es llevarlo a nuestra vida cotidiana. Sentarnos en la oficina o a comer, estar de pie durante un buen rato, esperar en la cola del supermercado... todos estos momentos del día pueden hacernos menos daño a nuestra salud si controlamos nuestra posición corporal y nuestra respiración.

Aprovecho una publicación de mi compañera bloguera Carolina Llovera, del blog Mi meta, Tu salud para ilustrar aún más los beneficios de estos ejercicios. Por cierto, no dejes de pasar por su blog que tiene mucha info interesante y aplicable al día a día.



¿Han probado alguna vez este método?

¿Qué tal les ha ido?

¿Hacen otro tipo de ejercicio?

Besos,













http://www.meryshopping.es/p/asesoria-integral-de-imagen.html

17 comentarios:

  1. Yo he probado el pilates suelo en casa, lo que pasa que a veces no encuentro el tiempo, pero desde luego puedo decir que es un ejercicio muy completo y que puedes adaptar a tu nivel e ir subiendo poco a poco. Yo lo recomiento totalmente.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola tesoro!
    Si ya estaba encantada leyendo cada palabra que has escrito del post, ver al final uno de mis cartelitos y las palabras que me has dedicado, me iré de aquí más hinchada que un pavo. ¡Muchas gracias cielo!
    Volviendo al post, que como he dicho me ha encantado, decirte que me muero por probar el pilates en suspensión. He hecho pilates durante años, cierto es que debo confesar que ahora lo practico de uvas a peras, pero nunca he probado esa modalidad y si ya me llamaba la atención después de leerte, lo probaré sí o sí (que mono me ha entrado).
    A par comentarte que me ha encantado que introduzcas el tema salud dentro del de la imagen personal, porque como bien dices, sin salud, no podemos disfrutar de otras facetas.
    Así que, si ya tenía claro que eres una profesional como la copa de un pino, con este post, me lo has reconfirmado.
    Besos guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias a ti porque eres inspiradora! Siempre lo he pensado, que sin salud no hay belleza, así que hay que empezar por ahí. Muchas gracias por tus palabras, creo que vamos igual de hinchadas las dos jejeje besos!!!

      Eliminar
  3. ¡Hola guapa!
    A mi pilates me lo recomendó la fisioterapeuta por unos dolores de espalda que tuve el año pasado que literalmente no me dejaban dormir, sin embargo, yo soy un poco "gandula" para hacer este tipo de ejercicios hoy por hoy, como me defino, soy más de ejercicios de cardio, tipo aerobic o zumba.
    Me alegro que el pilates te haya ido muy bien y te haya aportado tanto. Es bueno desconectar la mente del trabajo y relajarse!
    Un beso guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues eres al revés que yo, ya que los ejercicios de cardio me cuestan mucho, el alergologo me los ha recomendado pero para eso sí que soy gandula... para cualquier dolencia viene bien, por todos los beneficios que he enumerado, así que a por ello!! Besos!

      Eliminar
  4. Trabaje hace unos años en un gimnasio y para mi sigue siendo fundamental estar en forma,ahora de una forma muuuuucho más relajada, aunque el pilates no es mi fuerte, prefiero algo más movido

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues más relajado que el pilates... yoga jiji yo con algo más movido no llego, así que lo dejo para los más atrevidos jiji

      Eliminar
  5. Hola Mary! :)
    ¡Me encantaría poder probar el pilates en suspensión! (tiene que molar muuucho).
    Yo suelo practicar el pilates en casa (sí...no suena muy profesional, pero me ayuda un montón a mantenerme en forma).
    Hace años, mi Aita compró el típico DVD de pilates...y no lo usaba nadie, total que me puse a ello y ¡oye! pues me enganchó.
    Mis hermanos se reían de mí y les propuse practicarlo un día conmigo (50 minutos dura). Al día siguiente tenían unas agujetas que se morían :D. Ya no se han vuelto a reir de mí jejeje.
    Me ayuda a tonificar todos los músculos y a mantener el peso. Realmente bueno!
    Aunque tengo que reconocer que lo mío sigue siendo la natación. Me enganché cuando trabajaba en la ofi, aprovechaba al mediodía y me hacía mis larguitos... pero desde que estoy en paro :( y no tengo la pisci cerca (vivo en un pueblito a 30 min de bilbao), he vuelto a recurrir al pilates :)
    Yo también lo recomiendo sin dudar! Buena elección!
    Besos!
    Ah! Y gracias por pasarte por mi blog! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso mismo les digo yo a los que piensan que hacer pilates es solo relajación jiji no duran un asalto! Besos wapa!

      Eliminar
  6. Llevo mucho tiempo queriendo apuntarme y no lo he hecho aún por falta de tiempo, pero es uno de mis objetivos en septiembre. Si ya estaba deseando, con lo que nos cuentas en este post, aun más. Muchas gracias Mery! Un beso.

    ResponderEliminar
  7. La verdad es que he probado el pilates y me aburre a parte de que siempre salgo con un dolor de espalda que brutal por lo que tengo que acabar visitando al fisio, por lo que lo he descartado y me he pasado a otras actividades pero me alegro que te guste

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me ha ido genial ya que voy a grupos reducidos y el monitor siempre nos corrige posturas y nos dice trucos para hacer los ejercicios sin dañarnos. Besos!

      Eliminar
  8. A mi marido se lo aconsejaron cuando le dio la ciática y ahora está encantado y eso que al principio decía que prefería la piscina o la bicicleta. Yo tengo que probarlo, ya te contaré si me animo al final a ir con él a una clase. Un beso guapa!!

    ResponderEliminar
  9. Pues mira que me han insistido veces y no he acabado nunca de decidirme, pero me has creado casi una necesidad! Creo que tal y como lo explicas, es una opción estupenda para mejorar la forma física de una forma progresiva y suave. Excelente post, Mery. Un beso!

    ResponderEliminar
  10. Tengo que confesarte que llevo mucho tiempo planteándome hacer Pilates porque últimamente me he dado cuenta que soy incapaz de sacar tiempo para hacer deporte y esta mezcla de deporte y relajación me llama mucho la atención. De las 3 modalidades (suelo, maquinas y suspensión) el que más me llama es la opción de suelo (y la de suspensión pero creo que para empezar esa sería demasiado jajajaj), ¡a ver si encuentro un centro cerca de casa en el que lo pueda practicar!
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  11. ¡Me encanta el pilates! Lo he hecho en distintos períodos de mi vida. La primera vez a los 16 años y me vino genial para mejorar problemas de espalda. Además de lo que comentas. Que al estar centrado en la respiración no hay cabida para preocupaciones ni problemas. También lo he abandonado después de unos meses, muchas veces en mi vida. Pero siempre acabo volviendo a él. Porque éste y el yoga son para mí los mejores ejercicios que existen. Por cierto, nunca he probado el pilates en suspensión. Debe ser una auténtica pasada!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  12. No soy amante del deporte (mal, lo sé) pero sólo hago que leer y oir hablar bien de los beneficios de esta disciplina así que quizás me plantee ponerme a ello que ya me toca. Un besazo!

    ResponderEliminar

No te vayas sin dejar tu huella ¡Tu comentario es importante!
......~.....
Don´t leave my blog whitout writing your opinion. Your comment is important!