Review - Copa Menstrual - O cómo olvidar tampones y compresas

lunes, 10 de junio de 2019

Lo sé. Soy un desastre. Estoy a tiempo de admitirlo y ser más feliz.

También sé que me quedan algunos capítulos que redactar sobre todos los entresijos de mi boda-express. (Puedes volver a leer sobre la pedida y la búsqueda de los proveedores, aquí y aquí.). No me olvido, pero actualmente el blog no es mi prioridad (no te lo tomes a mal), y aunque no voy a cerrarlo por ahora, te mantendrás más al día con mis cositas por Instagram. Puedes seguirme aquí y no perderte nada de las nuevas rutinas que he incluido en mi ajetreada vida, como el método #curlygirl para recuperar mis rizos o el reto propuesto por Gaby para reutilizar nuestros zapatos y dejarnos de tanta compra inútil #unzapatocadadia. También estoy más enfrascada en escribir relatos que publico en Pensamientos en Silencio, el primero de todos mis blogs, los que igualmente podrás leer y disfrutar por mi Instagram.

Y ahora sí, vamos al lío. Después de dudar mucho, leer sobre ellas cientos de artículos y preguntar a quienes ya la usaban durante meses, hace unos tres ciclos comencé a usar mi copa menstrual. Pude hacerme con una super oferta de la web de PlátanoMelón y me llegó a casa en un packaging lleno de amor y de varios regalitos que pudieron ver en mis stories. No es que esta copa menstrual sea cara, es de las más económicas que he visto, pero vivir en Canarias sale caro lamentablemente. Desde entonces les prometí un review sobre su uso, y aquí se los traigo.

Salud e higiene Copa menstrual Gina de Platanomelón
Web de PlátanoMelón

Cómo elegir tus gafas de sol

lunes, 3 de junio de 2019

Llega el buen tiempo, el olor a mar nos embriaga y ya no podemos salir a la calle sin nuestras gafas de sol, aunque en Canarias es raro que puedas hacerlo el resto del año, ya no sólo por comodidad o por moda, sino también por protección contra los rayos solares, porque hay que recordar que aunque haya nubes en el cielo, estos las traspasan y nos hacen daño igualmente si no estamos bien protegidos. 

Hoy en día podemos encontrar gafas de sol en casi esquina: "chinos", tiendas de ropa, etc... Y aunque pueden resultar muy monas y baratas, hay que tener cuidado porque pueden no estar homologadas, y en vez de protegernos pueden tener el efecto totalmente contrario en nuestros ojos.

Pero bueno, además de este pequeño gran detalle de adquirir gafas de sol homologadas, les vengo a contar cómo elegir el par de gafas que mejor te sienten según tu morfología oval. Ya les he hablado en más de una ocasión del estudio del Visagismo (pueden clickear en el enlace y obtendrán más información). Resumiendo, elegiremos las gafas de sol más adecuadas según la forma de nuestros ojos, pómulos, boca, cejas, facciones... Todos los rasgos de nuestro rostro van a influir sobre esta elección, pero intentaré ponerlo un poco más fácil con unos ejemplos gráficos.