Olvídate de tu imagen

Muchos seguidores fieles han leído ya esta premisa que llevo utilizando hace tiempo como una máxima en mis sesiones de asesoramiento y en mis ponencias. Ha surgido alguna que otra confusión, y por eso la voy a explicar.


Realmente esta frase puede parecerte una contradicción pero por favor haz un esfuerzo y vete más allá de las palabras.

Siempre hablo de la importancia de lo que proyectamos con nuestra imagen, de lo que decimos sin articular palabra, de lo que pueden hacer por nosotros los colores o un buen corte de ropa. Quizás por esto, te puede resultar extraña esta frase:



"La mejor IMAGEN es aquella de la que te puedes OLVIDAR"


Es totalmente cierta. Si eres consciente de la imagen que das, dices lo que quieres decir con ella, la trabajas para que juegue a tu favor... Entonces es cuando te puedes olvidar de ella. ¿A que no es tan descabellado? Tu imagen te puede ayudar, si antes tú le has prestado la atención que se merece.



En algún momento de tu vida cotidiana seguro que te has parado frente al espejo para preguntarte algo sobre tu imagen: 

¿Qué me pongo para la fiesta? 
¿Está bien este conjunto para la entrevista?
¿Cómo me corto el pelo? 
¿Qué color me sentará mejor?
¿Qué tipo de gafas me quedan bien?


Es muy bueno que te plantees estas preguntas, y el siguiente paso es resolverlas. Con mis servicios profesionales de Asesoría de Imagen responderás estas cuestiones tan humanas y a la vez tan importantes para facilitarte tu día a día, ahorrando tiempo y rentabilizando tu dinero.

El objetivo final es hacerte con la imagen que habla de ti y de tu personalidad, sin que haya confusiones, sin que proyectes una idea equivocada de ti, para que puedas alcanzar tus metas profesionales y personales con tu mejor carta de presentación, esa belleza que ya existe en ti.


¿Estás lista para tu asesoría de imagen personal?