La belleza no está reñida a la talla ni a la edad

Que se lo digan a Tara Liynn. Esta chica de marcadas curvas y lejos de las tallas que se suelen ver en las pasarelas más aclamadas, ha sido imagen de H&M, portada de ELLE y ha llenado páginas de diversas revistas de moda una vez pasados los 25 años.













A Tara, de más kilos que los políticamente correctos según nuestra sociedad actual, no le quita el sueño usar la talla XL ni que sus pliegues naturales no sean retocados con Photoshop. Además de modelo, es empresaria y dirige su propio restaurante de comida latina.

¿Y por qué hablo de una mujer que no se parece en nada a mi a simple vista?

Porque aunque les parezca mentira, me identifico mucho con ella

Les explico: ella ha revolucionado el mundo de la moda y los modelos, aceptando su complexión y sacando partido de ello. En vez de esconderse, de intentar cambiar su propia naturaleza, la explota en el mejor de los sentidos. No intenta ser otra persona, está orgullosa de ser como es y de su cuerpo, y lo muestra abiertamente.


¿Qué hacemos las personas descontentas con nuestra figura? 
¿Meternos bajo la manta? 
¿Esconder nuestra personalidad dentro de prendas holgadas? 
¿Obsesionarnos con subir/bajar peso?


PUES NO. Debemos y tenemos que aceptarnos, por nuestra salud mental y porque sólo así creceremos personal y profesionalmente. A partir de ahí todo va rodado. Mírate con ojos bondadosos y date una oportunidad.


Esta chica tan guapa ha hecho lo que tu también podrías: potenciar tu imagen. Siempre habrá algo que te guste menos de ti: si puedes cambiarlo házlo, y sino, céntrate en lo que sí te gusta. Puedes ser y sentirte sexy, atractiva, sensual, guapa, deseada, admirada....sin tener que ser lo que se acepta ahora como un cuerpo 10.


No te equivoques: defiendo la vida y la comida saludable, pero cada uno viene de fábrica como viene, y si intentamos cambiarnos completamente perderemos nuestra esencia. Siempre podemos mejorar, pero la perfección no existe, y quien diga lo contrario va en busca de una meta inalcanzable.


Sé tu mism@, la mejor versión de ti mism@.