Imagen y Emociones

Soy una emocionada de la vida, ¿y tú?

No es malo ni bueno, simplemente soy yo. Y seguro que en cierto modo tú también eres una emocionada de la vida, y tampoco pasa nada. Ahora lo entenderás.
Te emocionas cada día, cada hora, con cada nuevo descubrimiento o con cada nueva decepción. Es así, sentimos y vivimos. Somos seres emocionales y no lo podemos evitar. Nos guste o no, siempre estamos transmitiendo emociones, sensaciones, vibraciones al fin y al cabo.

De la misma manera, con nuestra imagen exterior expresamos lo que llevamos dentro. ¿Te has fijado que cuando estás más decaída utilizas más ropa suelta, colores oscuros? A mí también me pasa a decir verdad, cuando tengo un mal día o he pasado un mal rato por algo solo me apetece ponerme una capa muy oscura y desaparecer del mundo por un tiempo. ¿Te ha pasado?

Te voy a dar dos trucos para que aproveches esto a tu favor:

Regla del 80~20 en tu armario


"Uno de los efectos mágicos de la organización es la confianza en tu capacidad de tomar decisiones." Marie Kondo.

Por "de-formación profesional" tiendo a analizar numéricamente todo, en base a proporciones y porcentaje, y el armario no iba a escaparse a este análisis. Si hemos trabajado juntas ya (y sino te animo a que reserves sesión gratuita más abajo), sabes que en mis asesorías de imagen la talla no tiene importancia alguna. Simplemente hablo de armonías, de balances y de equilibro.
Tampoco hablo de número de prendas que necesitas en tu ropero, ya que tu armario dependerá de tu estilo de vida, de tus necesidades específicas y no será igual al de otra mujer ni tendrá definidas de antemano el número de piezas que debe tener.
Lo que sí es cierto es que en Asesoría de Imagen se cumple la Ley de Pareto, que en economía viene a decir que con el 20% de esfuerzos conseguimos el 80% de los resultados, y en la composición de tu armario significa que el 80% del tiempo utilizas el 20% de tus prendas.